lunes, 1 de febrero de 2010

Fragmento de "Un hombre que duerme"


"La trampa era ese sentimiento a veces casi excitante, ese orgullo, esa especie de embriaguez; creías no necesitar nada más que la ciudad, sus piedras y sus calles, las multitudes que te arrastran, no necesitar nada más que un pedazo de barra en la Petite Source, un asiento delantero en un cine de barrio; nada más que tu cuarto, tu antro, tu jaula, tu madriguera, donde vuelves cada día, de donde te vas cada día, ese lugar casi mágico donde ahora ya no se le ofrece nada más a tu paciencia, ni siquiera una grieta en el techo, ni una veta en la madera de la estantería, ni tan siquiera una flor en el papel pintado. Dispones, una vez más, los cincuenta y dos naipes sobre tu banco estrecho; buscas, una vez más, la improbable solución de un laberinto sin forma."

Georges Perec

4 comentarios:

eMiLiA dijo...

Muy interesante.

¿Es una novela?

Tendré en cuenta ese autor.

Un abrazo.

Druida de noche dijo...

Genial..

besos

Tanakil dijo...

"The Ace of Spades" siempre me recuerda a Motörhead ;-)
Por cierto, ¿estás en Swindon? Viajo a Bristol este verano :-)
Saludos (ya era hora de que me pasara por aquí, no?),
Tanakil.

JUAN JES dijo...

El azar del azahar